Si estás buscando un software de calidad para tu empresa o negocio, es importante que conozcas los distintos tipos de software que existen y los tipos de licencias disponibles. A continuación te contamos cuáles son las diferencias entre los software libre y los software propietario y privativo, así como también revisamos con los mejores expertos los diferentes tipos de licencias de software que existen y las principales diferencias entre todas ellas.

Diferencias entre software libre y software propietario

A la hora de escoger un software debemos diferenciar entre el software libre y el software propietario.

El software libre se denomina de esta forma porque cuenta con tres libertades básicas:

  • La primera es la libertad de uso.
  • La segunda es la libertad de distribución.
  • La tercera es la libertad de mejora y adaptación.

“Un software libre beneficia a toda la comunidad y crece sin restricciones”

Ahora bien, debemos tener en cuenta que un software libre no es un software gratuito, y que cuenta con las siguientes características:

  • Puede distribuirse de forma comercial aunque sea libre.
  • Es importante nombrar la autoría incluso aunque sea gratuito.
  • El autor puede realizar una contraventa y transmitir la propiedad a cambio de una contraprestación para que el comprador pueda usarlo sin restricciones.
  • Suele funcionar mediante contrato de licencia de software con el que se hace una cesión del uso del mismo.
  • Esta cesión tiene carácter exclusivo e intransferible y se realiza para satisfacer las necesidades del usuario.

Entre sus principales ventajas, cabe reseñar que:

  • Permite un fácil acceso y tiene unos costes de adquisición bajos.
  • Permite ahorrar en la renovación y mantenimiento de nuevas tecnologías.
  • Potencia la independencia tecnológica de los autónomos.
  • Los usuarios que lo usan no dependen del autor del software.
  • No se requiere la adquisición de nuevas licencias.
  • Permite disponer de libertad de uso.
  • Aporta seguridad y fiabilidad.

Por otro lado encontramos el software propietario. Este software se conoce también con los nombres de:

  • Software privativo.
  • Software privado.
  • Software de código cerrado.

Se trata de un tipo de software que tiene las características siguientes:

  • Limita las propiedades del usuario a modificarlo.
  • Limita las propiedades del usuario a utilizarlo.
  • Limita su uso.

“De esta manera, el software privativo es aquel programa informático en el que el código fuente no se encuentra disponible”

Los usuarios no pueden ejecutar, estudiar, modificar o copiar un software privativo.

Entre sus principales ventajas, cabe reseñar que:

  • Es fácil de adquirir.
  • Permite un mayor desarrollo de los programas porque se suele invertir más en él.
  • Permite disponer de programas específicos para realizar todo tipo de tareas o actividades.
  • Es más compatible con el hardware.

Diferencias entre software libre y software privativo

De esta manera, las principales diferencias entre los software libres y los software privativo radican en sus componentes jurídicos y en las garantías de los libertades.

“Los software libres permiten a los usuarios que adquieren el producto ejecutarlo, copiarlo, estudiarlo, modificarlo y hasta distribuirlo modificado.

El software libre garantiza que tendremos:

  • Libertad para utilizar el programa.
  • Libertad de estudiar su funcionamiento.
  • Libertad de adaptar el programa.
  • Libertad de distribuir copias.
  • Liberta de mejorar el programa y publicar las mejoras.
  • Libertad de beneficiar a toda la comunidad con estas modificaciones.

Por contra, con un software privativo, además de tener que pagar dinero para usarlo y utilizarlo, los productores licenciarán sus programas teniendo en cuenta leyes y principios jurisdiccionales que no contemplan la garantía de las libertades que hemos mencionado para el software libre.

Tipos de licencias de software y diferencias entre ellas

Finalmente, pasamos a valorar las diferentes licencias de software que existen y a analizar las diferencias básicas que existen entre todas ellas. Tal y como nos han explicado los expertos de Develoop, en primer lugar debemos valorar que existen licencias de software de código abierto y licencias de software de propietario.

Las licencias de software de código abierto son aquellas que:

  • Permiten que los usuarios usen el programa de software.
  • Permiten que los usuarios distribuyan y modifiquen el programa de software.
  • Dentro de las licencias de software de código abierto encontramos las siguientes alternativas:

La licencia permisiva:

  • Una licencia de dominio público que puede incluir restricciones limitadas sobre cómo modificar o distribuir el software.
  • Su principal beneficio es que permite a los creadores conservar su propiedad intelectual y controlar un poco su software.
  • Dentro de éstas encontramos diferentes tipos con distintos términos y condiciones.

Licencias de dominio público:

  • Los programadores que crean el software con derechos pueden renunciar a los derechos o donar el software a dominio público.
  • Este software puede compartirse, modificarse, distribuirse y comercializarse libremente.
  • La propiedad intelectual de estos software pertenece al público.

Licencias restrictivas

  • Son más restrictivas porque el usuario final puede copiar, distribuir o modificar el software pero existe una advertencia: las adaptaciones del código fuente sólo pueden distribuirse con la misma licencia que el software.
  • Hasta los compradores del software derivado tienen derecho a recibir el código fuente, a realizar cambios y a copiar y distribuir el programa.

Licencia pública general menor

  • Permite al usuario final modificar el software.
  • Permite a los usuarios incluir la versión derivada de un software propietario licenciándola en sus propios términos.
  • Contrasta con los términos de las licencias GPL, con las que los creadores de software derivado deben entregar gratis el código fuente.

Por otro lado, las licencias de software propietario pueden clasificarse de la siguiente forma:

Suscripciones o licencias perpetuas

  • Las suscripciones se compran mensualmente o anualmente, otorgando a los usuarios derechos sólo durante los períodos especificados en la suscripción.
  • Las licencias perpetuas conceden a los usuarios permisos para usar el software de manera indefinida a partir de un único pago.

Licencias de usuario

  • Este tipo de licencias permiten a los proveedores establecer sus tarifas dependiendo de cuantas personas usarán el software.
  • Los tipos más conocidos son la licencia de usuario con nombre y la licencia de usuario concurrente.
  • En la licencia con nombre, ésta se asigna a una persona.
  • En la licencia concurrente, los usuarios de una organización pueden compartir la licencia.

Licencia de dispositivo

  • Este tipo de licencias permiten licenciar el software por dispositivo.
  • Se trata de una licencia que da permisos de instalación y operación del software a los usuarios en un dispositivo concreto o en un centro de datos.
  • Son una alternativa rentable si varios empleados utilizan el mismo ordenador o dispositivo electrónico para trabajar.

Las licencias de red

  • Por otro lado, las licencias de red son aptas para las empresas más grandes.
  • Aportan acceso de software a todos los usuarios y los dispositivos de una red específica.
  • Pueden admitir números ilimitados de usuarios.

Las licencias basadas en el consumo

  • Son aquellas en las que el proveedor cobra tarifas dependiendo de la frecuencia de uso de los usuarios.
  • Se basan en la medición de datos como el tiempo de uso, la cantidad de consultas o la cantidad de datos almacenados.
  • Algunas requieren que los clientes paguen previamente por su uso.
  • Aportan flexibilidad a los usuarios y dispositivos, aunque puede crear dependencia en las organizaciones.